logo

Menopausia: consejos para afrontarla

La llegada de la menopausia supone un periodo complicado para muchas mujeres, ya que además de provocar la aparición de síntomas físicos, como fatiga o modificaciones en la figura o el peso, puede afectar a su estado anímico. Durante esta etapa, las mujeres experimentan cambios fisiológicos que pueden llevar a una crisis personal, dado que se cesa definitivamente la función ovárica y disminuyen los niveles de estrógenos, provocando sofocos, alteraciones del sueño, aumento de peso, angustia e irritabilidad, entre otros. Pese a esto, esta etapa supone ver una oportunidad para cuidar más la salud.

Evitar situaciones que puedan provocar nerviosismo puede ayudar a reducir los sofocos y el estrés característicos de esta etapa.

Algunos consejos para afrontarla de forma más llevadera son:

  • Mantener una actitud positiva: Es importante afrontar este momento con positividad y optimismo. La mujer puede aprovechar este nuevo periodo de la vida para dedicar más tiempo a sí misma, vivir nuevas experiencias o desarrollar aficiones.
  • Realizar ejercicio físico: Al practicar alguna actividad física, como correr o nadar, se consiguen beneficios cardiovasculares y mejoras funcionales vasculares y se fortalecen los músculos, los huesos y las articulaciones.
  • Mantener una dieta saludable: Las mujeres esta época tienden a aumentar de peso, por lo que es aconsejable reducir el consumo de grasas y azúcares y aumentar, a su vez, el de frutas, pescados, verduras y cereales, que previenen enfermedades digestivas y cardiovasculares.
    Es imprescindible una alimentación rica en calcio y en vitamina D, que absorbe el calcio, fortalece el hueso y evita las caídas. La sal aumenta la tensión arterial, por lo que no es aconsejable abusar de ella.
  • Evitar el tabaco, el alcohol y la cafeína: El consumo de estos hábitos tóxicos pueden producir mayor riesgo de osteoporosis, enfermedades cardiovasculares y cáncer, además de interferir en los patrones del sueño, que ya de por sí, se ven afectadas en esta etapa. Además, disminuir el consumo de alcohol previene y controla el riesgo de pérdida de calcio.
  • Beber agua: La ingesta de agua en esta etapa es más importante que nunca, ya que el cuerpo debe mantenerse hidratado y mejorar así, el funcionamiento renal.
  • Acudir a las revisiones ginecológicas y a la farmacia: La consulta al ginecólogo podría ayudar a disminuir los problemas propios de la menopausia y se conseguirá un mayor control y, por tanto, un diagnóstico precoz. Los médicos y los farmacéuticos te ayudarán a encontrar soluciones nutricionales que combatan los efectos emocionales y físicos de esta etapa.
  • Dormir adecuadamente: Los buenos hábitos de sueño pueden evitar el insomnio que se produce en esta etapa.
  • Mantener una vida sexual satisfactoria: El apetito sexual puede reducirse con la llegada de la menopausia, sin embargo, la mujer puede buscar en su pareja el apoyo que necesita. Además, aprovechando la situación, realizar ejercicios para fortalecer el suelo pélvico, reforzará las paredes vaginales y evitará la incontinencia urinaria.
  • Controlar los sofocos y el estrés: Evitar situaciones que puedan provocar nerviosismo y mantener un equilibrio emocional, ayuda a las mujeres a afrontar el periodo de forma más sencilla.
  • Realizar medidas rutinarias de tensión arterial, colesterol y glucosa: Irregularidades en estos valores pueden provocar problemas de salud como hipertensión o hipercolesterolemia o diabetes.

Afrontar esta etapa de la vida con la mayor naturalidad posible es clave para esta fase diferente en la vida de la mujer. Dieta, ejercicio, buena actitud y mentalidad son las claves para vivir la menopausia de una manera más fácil y cómoda.

Noticia extraída desde la web de dmedicina: Enlace a noticia

  • Share

Comments are closed.