logo

El cáncer de mama, en diez preguntas

El cáncer de mama, como recuerdan la Asociación Española Contra el Cáncer y la Organización Mundial de la Salud, es el tumor más frecuente entre las mujeres occidentales. Los avances en la lucha contra la mortalidad que causa han sido considerables en los últimos años, pero médicos y asociaciones de pacientes siguen recordando la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz como instrumentos fundamentales.

¿Qué es?
El cáncer de mama se produce cuando se origina un tumor maligno en el tejido de la glándula mamaria y las células del tumor invaden los tejidos alrededor ella y tienen la capacidad de hacer lo mismo con otros órganos. Las células tumorales pueden diseminarse a través de la invasión directa o bien a través del transporte que efectúan los vasos linfáticos y sanguíneos.

¿Cuáles son los síntomas?
La Asociación Española contra el Cáncer (AECC) indica que “en fases precoces de la enfermedad, el cáncer de mama no suele producir ningún tipo de síntoma”. Si no se detecta a través de los programas de cribado, como las mamografías, los síntomas suelen ser la aparición de un nódulo o bulto, dolor en la mama o cambios en el color y tamaño en la misma, variaciones en el pezón y menor movilidad en la mama cuando se levantan los brazos.

¿Cómo se diagnostica?
La historia clínica y la exploración física son los métodos de los que sirven los médicos. Además de ellos, se realizan análisis de sangre y orina y se somete a la paciente a una mamografía o una ecografía, aunque también existen otras técnicas, como ductoscopias y resonancias magnéticas. La más extendida es la mamografía. En ella, según se explica en la web de AECC, se aprecian calcificaciones, masas o quistes. Calcificaciones y quistes suelen ser, con frecuencia, tumores benignos.

¿Cuáles son los factores de riesgo?
La Organización Mundial de la Salud cita factores asociados al estilo de vida, como el consumo de alcohol y tabaco y la falta de actividad física, pero también otros de distinto carácter. Así, incluye “una menopausia tardía y una edad madura en el primer parto”. Los efectos de la alimentación, unidos a lamayor edad del primer embarazo, el menor número de partos y el acortamiento de la lactancia también influyen en la mayor incidencia del cáncer de mama.

¿Cuales son los métodos para el diagnóstico precoz?
La mamografía es el método más eficaz. “Permite detectar lesiones en la mama hasta dos años antes de que sean palpables y cuando aún no han invadido en profundidad ni se han diseminado a los ganglios ni a otros órganos”, dice la AECC en su web. La detección precoz del cáncer de mama facilita un tratamiento menos agresivo y mayores posibilidades de cura. La autoexploración mamaria no es un método suficiente por sí mismo, aunque contribuye a conceder a la mujer una concienciación y un empoderamiento muy beneficioso para ella.

¿Qué tratamiento quirúrgicos se aplican?
La cirugía que se realiza para el cáncer de mama suele requerir de un período previo de ingreso menor de una semana. Si la cirugía es conservadora, se aplican la tumorectomía o la cuadrantectomía. La primera extirpa únicamente el tumor y la segunda el cuadrante en el que se ubica el tumor. Si la cirugía es no conservadora, se procede a la mastectomía, que consiste en extirpar la mama entera. En todas las técnicas aparece un elemento clave, que es el estado de los ganglios.

¿Como se aplican la radioterapia y la quimioterapia?
A continuación, tras la cirugía, el médico determinará la conveniencia de aplicar técnicas de radioterapia o quimioterapia o bien las dos. La primera suele emplearse tras un caso de intervención quirúrgica conservadora y consiste en un tratamiento de radiación cuya duración oscila entre cuatro y ocho semanas. La quimioterapia suele aplicarse como un método complementario tras la cirugía con el objetivo de prevenir la formación de metástasis.

¿Qué secuelas hay?
La recuperación tras cáncer de mama incluye la lucha contra una de las secuelas más frecuentes: el linfedema. Es la hinchazón del brazo en el lado en el que se ha intervenido en quirófano. El fisioterapeuta determinará los ejercicios que servirán para prevenir su aparición, aunque hay consejos básicos: no cargar el brazo con pesos excesivos, no utilizar prendas de ropa que compriman la zona, asearse con jabones neutros y suavidad la zona y procurar hacer ejercicio físico.

¿Cada cuanto son las revisiones?

Durante los dos o tres primeros años, las revisiones suelen ser trimestrales o cuatrimestrales para pasar a ser semestrales o anuales una vez se hayan cumplido el cuarto y el quinto año de la intervención. A nivel psicológico, la ayuda de los profesionales en este campo contribuye a luchar contra la ansiedad y los miedos a una recaída. En cualquier caso, es beneficioso siempre compartir las preocupaciones con el entorno familiar y social más próximo, así como continuar con el ritmo de vida más normalizado que sea posible.

¿Puede darse en hombres?
La población masculina también padece cáncer de mama, aunque su proporción es de menos del 1%. Al igual que en las mujeres, el historial familiar tiene una influencia directa. En el caso de los hombres, la edad de presentación del tumor suele ser más tardía que en la mujer y la técnica más empleada es la mastectomía.

Noticia extraída desde la web de laopinioncoruña.es: Enlace a noticia

  • Share

Comments are closed.